16 mar. 2011

Cosas que me molestan: La menta

          Si eres una de esas personas a las que les gusta la menta quizás desconozcas el grave problema de las personas que no nos gusta. Hay un sector humano abstemios a dicha sustancia, o por lo menos yo, que nos sentimos excluidos y marginados, concretamente en un ámbito, en el de la higiene personal
          
          Se trata de la crema dentífrica o más comúnmente, pasta de dientes. Nunca me ha gustado la menta en ninguna de sus variantes, ni chicles, ni caramelos, ni nada que sea mentolado… y el problema es que el noventa  y nueve por ciento de las pastas son de menta. El uno por ciento pertenece a la fresa junior, y otros experimentos que han ido cayendo del mercado...cola, cítricos, chupa chups, pero el que aguanta bajo la presión de la refrescante menta, es la fresa. Pero esto tiene un problema, ya que debido a mi edad no pertenezco al círculo de juniors, y esto me representa una vergüenza social al ir a pagar a caja, y pienso, ojalá se crea que es para un hijo mío.

          Cuando el sector fresal, parecía defender a la minoría anti-menta, ofrece a la vez y sin piedad una marginación más dura que el sector mental, puesto que la fresa la dirigen unidireccionalmente al sector infantil y esto implica que el envoltorio es ridículamente naif, con supercolorines. 
          
          A pesar de esto y superar la vergüenza de pasar por caja, se me presentan varias dudas sobre su efectividad, que prosigo a redactar. La primera opción que se me presenta es que al ser una pasta de dientes para niños la efectividad anticaries sea de dudosa calidad, puesto que al tener los dientes de leche si se pican o algo, pues ya caerán y no pasa nada si no es muy buena. Y la otra versión justo lo contrario, puesto que los niños no tienen un habito al cepillado de dientes, para compensar esta falta de limpieza, la efectividad anticaries es en este caso incluso superior a la menta, para equilibrar. Es algo que quizás no sabré nunca. Por esto y ante la duda y el temor de perder mis dientes, realizo dos cepillados de dientes, una con un sabor híbrido cercano a la menta y la segunda con la de fresa, para dejar buen gusto.

PD: Tras años de lucha antimenta tengo localizadas varias marcas para marginados como yo, pregúntamelas en los comentarios, que sino parecerá que haga publicidad.

3 comentarios:

  1. En realidad, da lo mismo si son de menta o fresa, el flúor que se emplea para la fabricación de pasta de dientes, a parte de ser venenoso, es una herramienta de control mental de los gobiernos en la sombra (nos hace más dóciles y nos resta C.I). Te recomiendo que te los laves con el dentífrico tradicional japonés, que está fabricado con berenjena japonesa carbonizada, algas y sal marina. Está un poco salado, pero es barato y cumple su función.

    ResponderEliminar
  2. Ya decía yo que me estaba volviendo cada vez más idiota, y de enjuagues con Listerine extra fuerte ni te cuento, eso es un lavado de cerebro por lo menos, gracias mifune por iluminarnos, en serio, lo he buscado y todo, estoy por pedir un sobre http://www.biomanantial.com/dentie-en-polvo-p-621.html

    ResponderEliminar
  3. Lo digo medio en broma, medio en serio,
    http://chemtrailsevilla.wordpress.com/2011/02/28/ee-uu-admite-que-la-adicion-de-fluor-al-agua-potable-dana-los-dientes-y-ha-sido-un-gran-experimento/

    ResponderEliminar