13 jun. 2011

Wild Ocean 3D

          Hace tiempo que no iba al cine y hará como 15 años que no iba al IMAX, se podría decir que el precursor del cine 3D, aunque mi impresión tantos años después a empeorado, se ha quedado estancado y desfasado. La primera vez que fuí a ver una película IMAX quedé más que satisfecho, pero ayer volví y creo que están usando la misma tecnología y sí, se ve en 3D, pero aun sigo pensando que se ve más oscuro y parece que tenga una capita de suciedad que te impide ver todo lo nítido que es en realidad.
          Mi último acercamiento con el cine 3D fue con Gru, el cual me decepcionó (el sistema) y ayer que pasé por delante del cine me dió el venazo y quise entrar, quería sacarme el mal gusto del nuevo 3D, pensé que los especialistas en este sistema estarían mejor preparados y en parte lo están, no es lo mismo una pantalla de cine convencional a la que tienen ellos de 600 metros cuadrados, pero en cuanto a calidad de imagen, lo vi muy parecido a lo que me encontré con Gru. Me dio cierta pena el pequeño deterioro del cine, había muy poco ambiente, no funcionaban ni las pantallas de la taquilla, el letrero de venta de entradas estaba roto, los horarios estaban en una cutre fotocopia y los cuadros 3D del vestíbulo que lleva a la sala ya no hacían casi su efecto, alguno ni se veía. No me extraña que un día de estos digan que van a cerrarlo. Incluso aun tienen colgado en el exterior del edificio un cartel gigante del "próximo estreno" en julio de 2010 de Toy story 3. Aunque emiten alguna película convencional, como actualmente Harry Potter, el 95% son documentales. El precio está sobre los 8 euros para 44 minutos que dura un documental.
          Y vamos al documental, a la hora que fui pasaban Wild ocean, y como me apasiona el mundo submarino, dije, venga, vamos para dentro. Va sobre la relación de las costas del sur de África con el mar, y los movimientos migratorios de las sardinas y sus depredadores, el argumento parece un coñazo, pero lo que importa en este tipo de sala, son las imágenes, de hecho había a mi lado dos alemanes que no sabían español. En el punto visual se nota que está rodado para este tipo de cine, la fotografía está muy cuidada y hay momentos que dices "woow" pero hay otros que llega a marear, concretamente con los bancos de sardinas, de aquí para allí a supervelocidad y muy de cerca. De hecho se veía mejor las escenas fuera del agua que las de dentro. En fin, fue un capricho que quise volver a vivir, y aunque un poco desfasado es recomendable llevar a quien no haya ido nunca.
 Puntuación:7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario